¿Lo has hecho alguna vez?

Yo de puertas para dentro en infinidad de ocasiones pero salir a la calle así, aunque sea “de incógnito”, nunca. Pero el otro día no pude resistirme, tenía las piernas perfectas y mis pies estaban como nunca con unas uñas espectaculares, no pude reprimirme y me di laca en ellas.

Es increible como puede cambiar la estética de los pies de verlos “al natural” a que esten cuidados, sin vello y con unas uñas brillantes, radiantes :). Y así, de esta guisa, habiendome previamente enfundado en mi uniforme masculino salí a la calle a hacer mis cosas y, al pasearme entre la gente, llegó un momento en el que me paré y me dió por fantasear mientras les observaba, y desde el banco en el que estaba sentado me imaginé que pasaría si en ese mismo instante me despojase de mis pantalones, calcetines y zapatos y me quedase allí, quieto, con mis piernas al aire y mostrando mis nuevos pies a los paseantes.

Supongo que me tratarían de maricón o de loco, se reirian de mi, o dios sabe que cosas más, pero, en mi fantasía, la gente admiraba mis piernas como se hace con las chicas bonitas cuando se las ve, porque es algo bello, y eso me hizo sentirme bien.

Despues cogi mi bolsa, me levante del banco y dejé en él mis fantasias, solo sirven para llorar el presente.

Esta es la estética que me gusta



A %d blogueros les gusta esto: