Glen o Glenda

Hay días en los que, por unas causas específicas, te apetece ver una película en concreto y ayer fue uno de esos días. La película en cuestión era Glen or Glenda (1953) de Ed Wood.

De Ed Wood se dice que ha sido el peor director de todos los tiempos -una muy buena historia de su vida y obra fue llevada al cine por Tim Barton en la pelicula homónima- pero si nos paramos en obras personales como esta no lo es en absoluto, otra cosa es que no haya sido entendido.
Ed fue uno de los nuestros y en esta película, que más podría verse como un documental, cuenta el porqué de esta extraña aficion que tenemos por los trapos y que en la mayoría de los casos nada tiene que ver con la homosexualidad; también trata el tema de la pareja y la conveniencia o no de compartir estos sentimientos. Este punto me hizo recapacitar largo rato sobre que haría yo dado el caso y llegué a la conclusión que, llegado el momento, no tendría mas remedio que decirselo; se que me costaría Dios y ayuda pero no creo que con una vida en pareja pudiese ocultar este deseo interno con el que llevo conviviendo casi toda una vida.
Como al protagonista me ha sucedido que he intentado dejarlo, ¡los chicos no se ponen ropa de chica! me decia a mi mismo, ¡tienes que dejarlo, cortar de raiz! pero es algo superior a mi, lo he intentado mil veces y mil y una he vuelto a sucumbir. He llegado a comprender que esto es parte de mi y que debo convivir con ello. Solo pido que si alguna vez doy con la chica adecuada sepa comprenderme y no me rechace por esto, no se si sería capaz de soportar una mirada de despreció por parte de la mujer amada y vivir con ello.



A %d blogueros les gusta esto: