Confesiones crossdresser en Jerry Springer

Hoy es el dia de los videos; este me encanta sobre todo cuando ella, con cara asustada le pregunta: ¿Eres gay? (are you gay?), ¡Dios, como simplificamos todo!; claaaro, el tio se viste de mujer, tiene que ser guey por cojones, ¡que coño tendrán que ver el culo con las témporas!. Por cierto, los homosexuales varones (y aunque suene raro, no, yo no conozco a ninguno, al menos que yo sepa) no sienten la “necesidad” de vestirse de mujer, entre otras cosas porque no se sienten mujeres, sino hombres.

11 Responses to “Confesiones crossdresser en Jerry Springer”


  1. 1 julia_cd diciembre 27, 2007 a las 23:41

    Por supuesto que simplificamos todo…Una vez más, “esa” pregunta como primera reacción demuestra que es mas fácil y cómodo andar por caminos trillados, asignar etiquetas, que penetrar en la jungla de la complejidad humana e intentar comprender algo que se sale de “lo normal”, olvidando que “lo normal”, la mayoría de las veces, es solo una cuestión de estadística.

  2. 2 dulciiisima enero 8, 2008 a las 16:28

    tristemente es como comentas, aunque también es verdad que nuestra afición se sale un poco de la media y será poco entendida por mucho tiempo desgraciadamente.

  3. 3 julia_cd enero 12, 2008 a las 0:03

    Estoy de acuerdo; como bien dices en tu Post “Donde (o el lugar)”, nuestra sociedad estigmatiza a quien es diferente.
    Nuestra sociedad es heredera de una cultura depredadora que necesita guerreros, hombres fuertes sin sentimientos ni debilidades, y no hay lugar para quienes pretendamos traspasar, transgredir, las fronteras del género.

    Pero da igual cual puede ser el origen de los estereotipos que nos afectan. Tambien yo creo que la opinión de la gente estará ligada a ellos por mucho tiempo, cuanto más si tenemos en cuenta que las fuerzas más activas a la hora de derribar tabúes son los intereses comerciales
    (por ejemplo, a qué empresa dedicada a producir cosméticos no le gustaría ampliar su mercado al otro 50% de la población?).

  4. 4 dulciiisima enero 15, 2008 a las 13:20

    supongo que tendremos que seguir conformandonos con seguir con nuestras aficiones en privado y esperar encontrar una mujer que las tolere. ¡Es increible la cantidad de mujeres a las que estas practicas, incluso una vez que conocen al hombre que las practica, les siguen pareciendo “cosas de maricones”! :(

  5. 5 julia_cd enero 15, 2008 a las 23:30

    En general es cierto, pero habría mucho que hablar al respecto. Al margen de situaciones personales, para mí existen diferencias de mentalidad marcadas por la edad. Las personas más jovenes son mucho más abiertas, y tienen a su alcance “muchííííísima” información.

    Hasta hace no muchos años, la posibilidad de informarse sobre estos temas era practicamente nula, pues mejor no hablar delas menciones que se hacían en las obras de supuestos expertos en sicología, imbuidos de los mismos prejuicios que el resto de la población.

  6. 6 dulciiisima enero 16, 2008 a las 16:18

    En cuanto a lo de la información a la que tenemos acceso hoy en día estoy totalmente de acuerdo pero, en cuanto a que la sociedad y los jovenes hoy en día son más tolerantes, de cara a los demás seguro, y eso si no tienen un caso parecido cerca suyo. Y si no fijate bien en las mujeres que critican a otra simplemente porque no se arregla lo suficiente, o porque lo hace demasiado; o en el hombre al que no le gusta el futbol y ya es mirado con recelo por el resto de hombres. Si en cosas tan simples de comprender se echan encima del sujeto, como no lo iban a hacer cuando el problema es algo como lo nuestro, lógico que digan: ¿ese? ¡maricón seguro!.

  7. 7 julia_cd enero 17, 2008 a las 10:25

    Críticas de las mujeres entre si, o recelo de los hombres hacia quienes no tienen las mismas aficiones, han existido siempre y seguramente existirán mientras seamos humanos.

    Las diferencias que yo planteo son de grado.

    En mi opinión, de forma general y con la salvedad de que se supone que mantenemos nuestra “afición” en secreto, hablando de esos detalles de nuestra “forma especial de ser” que inevitablemente dejamos entrever, hoy día te puedes mover en un círculo más o menos amplio sin el peligro de que, por esos detalles, te cuelguen el sambenito de forma inapelable.

    Puede que en casos evidentes te tachen de metrosexual o de “rarito”, pero, insisto que a mi modo de ver, la carga de mala intención de estas etiquetas, cuando otros “se echan encima del sujeto”, está influenciada por otras cuestiones: envidias y recelos por la situación social, económica, laboral, etc., etc.

    Pero de ahí a la exclusión social hay un abismo, cosa que no ocurría antes: le mera sospecha, el comentario de que “eras diferente” en este sentido, podía bastar para cerrarte muchas puertas, y aislarte socialmente.

  8. 8 dulciiisima enero 17, 2008 a las 16:27

    Puede que tengas parte de razón, pero creo que en ciertos círculos y con la mayoría de la gente como se supiesen de nuestras aficiones puedes estar seguro que las cosas no serían tan faciles como si no lo supieran. Todavía no se acepta tanto como nos creemos las cosas, por poner un ejemplo, hace tiempo vi en la televisión un reportaje donde, hace 20 años se preguntaba a la gente de la calle sobre los homosexuales (que que le parecería tener un hijo que lo fuese y esas cosas), la mayoría contestaban que eso sería horrible, que lo rechazarían o cosas peores; pues bien, 20 años después, las mismas preguntas de la periodista a la gente que ahora tenían 20 años más (quiero decir que si le preguntaron a gente de 30-40 años pues ahora le preguntaban a gente de 50-60) te respondían que ningún problema, que lo aceptarían, que como iba a ser la homosexualidad una enfermedad.
    Que quiero decir con esto, pues simplemente que la gente dice lo que cree que el resto ve bien pero no lo que realmente piensan y si por casualidad se encuentran con algo que no comprenden no van a actuar como dicen sino de acuerdo a su pensamiento, normalmente de formas no muy agradables. Es una lastima pero es así como la mayoría de la gente es. :(

  9. 9 julia_cd enero 25, 2008 a las 12:14

    Tomemos el mismo ejemplo que has usado, el de las encuestas sobre la homosexualidad, realizadas con 20 años de diferencia. Si aceptamos que , estamos ya dando por sentado que se percibe que la sociedad, actualmente, no condena la homosexualidad como lo hacía antes, puesto que lo que se ve bien ahora es no considerarla como una enfermedad o algo indigno.
    Esto supone un cambio de mentalidad a nivel general, una tendencia que tiene que ver con el esfuerzo que han hecho en ese sentido personas de relevancia pública: actores, directores de cine, bailarines, pero tambien algún juez, algún diputado, algún militar, han llevado su homosexualidad sin secretismos, y sin que por ello se les excluya social y laboralmente.

  10. 10 dulciiisima enero 26, 2008 a las 18:56

    sigo pensando que ese cambio de mentalidad es mas aparente que real y debido sobre todo a los medios de comunicación, aunque también es verdad que eso a permitido una evolución.

  11. 11 Alicia CD septiembre 3, 2010 a las 17:25

    Nos he grato comunicaros la inaguración de nuestro Club Social Vivir creciendo el sabado 18 de septiembre, con la celebración de una cena inaugural.

    El Club social es educativo y de apoyo para los personas que desean vestirse con la ropa del sexo opuesto. Esto incluye crossdresser, travestís, transexuales y otras personas que se identifican como transgénero. No discriminamos en contra de ningún rol de género – hombre a mujer o de mujer a hombre – y esta abierto a toda persona educada que nos respete como somos.

    Nuestra web es: http://www.galeon.com/clubvivircreciendo

    Tambien en facebook y tuenti


Comments are currently closed.




A %d blogueros les gusta esto: