Posts Tagged 'pensamientos'

Patricia Conde y su mágica y líquida inocencia

Ayer empezó la nueva temporada de este programa y, para que vamos a negarlo, uno de sus mayores atractivos es esta mujer. Que las demas son guapas, profesionales y graciosas tampoco se puede negar pero es que Patricia tiene algo más, algo imperceptible pero que esta ahí, algo que la hace distinta.. ¡tiene magia!. Bueno, una magia erotizante que desborda y ellos, los creadores y directores del programa, lo saben y ni lo han dejado ni lo van a dejar escapara para tenernos pegados a la pantalla a ver cual es la próxima que nos “despierta”.

Todo en el nuevo decorado esta pensado para hacer brillar, más si cabe, esa magia: la nueva pasarela por la que sinuosamente se desliza o en la que bailar como la mejor, la mesa sin tantas cubiertas que tapen esas espectaculares piernas o planos y situaciones que nos hagan soñar por días enteros como este:

Podemos pensar mal e imaginarnos otras cosas pero el erotismo de esa inocencia desborda. ¡Ojalá pudiera beber de ese manantial hasta saciarme!, ¡gracias por existir Patricia! y muchos besos y deseos de lo mejor donde quiera que estes.

¡Feliz Verano!

Últimamente han pasado algunas cosas en mi vida que, si bien no cambian mi forma de ser o pensar, si me hacen verla de otra forma, más, como diría, optimista (aunque en ocasiones mi optimismo pueda parecer, a ojos de otros, el mayor de los pesimismos :P); pero bueno, eso es otra historia, hoy solo quiero felicitaros esta época del año y animaros a que en vuestras vacaciones penseis sobre vuestra vida, vuestro futuro y sobre vosotros mismos, ya que nada merece la pena, nada es eterno y, creerme, el final del camino siempre es el mismo.

se la ve feliz... ¿como no iba a estarlo? (esta imagen derrocha libertad.. ¿no os parece?)

algun día, espero que no tardando mucho, me veré en la playa de esta guisa (bueno, tal vez yo este "un poco" más plan@ ;P)

Vivir la vida al maximo, pero al maximo desde vuestro verdadero punto de vista, ser felices, que, al fin y al cabo, es lo único que de verdad vale la pena. Y si vuestro camino es similar al mio, quie sabe, a lo mejor podemos compartir momentos estivales como los de la foto, ¿o soy yo al único al que le gustaría compartir algo tan bello como esto?

Sea lo que fuere… ¡Feliz Verano!

Encuesta sobre costumbres crossdresser (Reflexiones)

Hace ya bastantes meses inicié esta pequeña encuesta creyendo que nadie o casi nadie iba a responder; tambien la inicié con el miedo a que, siendo este un blog público, al que cualquiera puede llegar y leer y, por tanto, abierto a todo tipo de gente y no solo a los afines, las respuestas del tipo “sois todos unos pervertidos” iban a ser mayoria… Hoy, casi 5 meses mas tarde creo que llega el momento de cerrar el “experimento” y sacar conclusiones, aunque solo sean personales, de todo esto.
Sinceramente me ha sorprendido, he de ser franco en esto; cuando leyendo sobre el tema o viendo documentales sobre el travestismo en la mayoría de las ocasiones citan los altos porcentajes de varones (sobre todo somos hombres, que se le va a hacer chicas :)) que se travisten la verdad es que siempre lo pongo en duda, pero viendo lo que respondeis esto empezando a creermelo un poquito y a aceptar que tal vez estoy mas rodeado de gente como yo de lo que creía.
Mirando las cifras friamente se puede ver que mas de la mitad (casi el 60 %) somos del tipo que lo venimos haciendo desde la infancia y otro 35% lo hace desde que lo probó en una ocasión y desde entonces continua; esto nos da que mas del 90% de los participantes (un 90,7% para ser exactos) es asiduo a esta práctica…. realmente es una cifra que me asombra, vuelvo a repetir que jamás pense que fuesemos tantos. También me sorprende que mas de un 5% lo practicase de niño pero en su edad adulta lo dejase, debe ser porque yo soy incapaz de dejar este habito, me gustaria saber a que se debe ese abandono si a una demotivacion real (de la que no dudo) o a otros factores, como por ejemplo la presion social o el miedo a ser sorprendido haciendo algo “indebido”, si alguno de este grupo lee esto por favor que deje algun comentario explicando su caso, le estaría muy agradecido. Luego, ya por ultimo, sumando entre todos un 4% estan los que lo probaron por reirse con los amigos o por si mismos pero no les gusto y los que piensan que esto es de pervertidos… todas unas cifras muy bajas, cosas de la que me alegro y ojalá este pensamiento estubiera mas en la calle y nos afectara menos el ser practicantes de este bello “oficio”.

Y bueno, nada mas, bueno si, algo fundamental, y es daros las gracias a cuantos hayais participado con vuestra sincera opinión y vivencia porque me hace sentirme menos raro en este mundo que de verdad cada vez entiendo menos pero que no deja de sorprenderme y me hace ver que no estoy solo y que ahi afuera hay mucha gente con mi mismo “problema” (no podemos engañarnos sobre esto, lo que nos pasa es un problema que afecta a nuestras relaciones sociales de mil formas distintas y la mayoria de ellas no en buena forma) pero que no por eso somos ni raros, ni pervertidos, ni malos.

Lo dicho, muchas gracias y sed fuertes. Muchos besos.

¿Por qué no todas lesbianas?¿por qué no todos travestis?

No entiendo una cosa…. viendo los hombres que hay en el mundo, ¿cómo es que las mujeres no son todas lesbianas?. Es decir, entiendo que te puedan atraer chicos como los femboys, los guapos emos o los que dentro de la comunidad gay son llamados “twinks”, pero, ¡mujeres ahí afuera!, ¿cómo os pueden atraer hombres peludos, con barrigas cerveceras o, si no son esos vuestro tipo, esos otros tíos musculosos con el vientre como un rallador de queso hipertrofiado?… no lo entiendo, pero supongo que es porque la naturaleza nos programa para que nos guste lo que nos gusta, por eso a mi me gusta la feminidad en la otra persona (e incluso en mi), después de todo… ¡soy un hombre! :)

Patricia, Patricia…

En estos mismos instantes estoy viendo el programa “Se lo que hicisteis” y hace un momento estaban hablando con “el esmirriao” el cual acaba de decir que él se ponía los vestidos de su madre aunque el “es mu macho” a lo que Patricia Conde le ha contestado:

“Ya, pero es que, ponerse vestidos, no es de ser muy macho”

De verdad Patricia, me ha dolido, se que debería estar acostumbrado a estas cosas por parte de las mujeres, pero es que, cuando estas frases vienen de alguien tan bella como tú, duelen doble… pero te lo perdono porque se que solo lo dices porque te lo escriben los guionistas ;).

No, ahora en serio, ojala nos pudiesemos ver, tanto hombres como mujeres, como personas y nada más, importando solamente lo que somos y no lo que aparentamos.

PS.- ¡Ah, y recuerda Pati,  incluso debajo del vestido sigo siendo un hombre! ;)

PS2.- Nota para mi mismo: Tengo que escribir una entrada sobre ti Patricia, realmente te admiro mucho aparte de como profesional, como persona, transmites mucho con esa sonrisa y creo que debes ser una bellisima persona, ojalá en este mundo hubiese más personas como tú que nos lo hiciesen más agradable. Muchos besos (aunque se que lo más probable es que nunca los recibas).

Crossdresser de carnaval – ¡Disfrázate de mujer!

“Aprovecha el momento”; en estos días de carnaval aprovecha para lucirte, ponte guapa, calzate esos tacones y luce piernas en estas horas en las que la gente no juzga (al menos como el resto del año)… ¡Incluso puedes pedir prestada ropa y calzado a amigas o amantes sin que te miren raro!, ¡hey, y quien sabe, a lo mejor la noche termina en revolcón lésbico-travesti con esa amiga a la que siempre le habiais hechado el ojo! (si pasa no os olvideis contarlo ;))

El Eterno Retorno

Hace algunos meses que no escribo nada, hace algunos meses en los que en mi vida al parecer no ocurre nada de nada, es uno de esos momentos de “crisis dentro de crisis” que todos alguna vez hemos experimentado y supongo que a cada uno le afectan de una manera especial, pero para mi, crossdresser, eso afecta en que mi necesidad de vestirme aumenta, supongo que es una manera de evadirme de los problemas cotidianos y ser otra persona con la que disfrutar frente al espejo de una ficticia realidad aunque no por ello menos satisfactoria.

Como decía, hace meses que no escribo porque hace meses que no sentía la necesidad de vestirme, pero la vida nos da reveses que es difícil afrontar estando siempre en el mismo sitio y supongo que es por eso por lo que en un intento de “desdoblarme” vuelve a mi esta, denominada por muchos estupid@s , “sucia afición”.

No se si será asi en todos los casos pero, al menos en mi, esta dependencia de “mi otro yo” se hace más patente en momentos de crisis, sea esta del tipo que sea, y es por ello por lo que se pueden dar casos en los que esté hasta un año sin vestirme o maquillarme y del mismo modo pasar a lo opuesto, dependiendo de mi expresión femenina como si de una droga se tratase.

En definitiva, qué vuelvo, tal vez porque nunca me marché y jamás lo haga. Así que seguiré por aquí, soltando estas “pajas mentales” que a nadie interesan y posteando entre medias cosas curiosas a modo de diario para poder llevar cuenta de todo lo curioso de este mundo; de muestra mi último descubrimiento, una pelicula llamada “El corazón es mentiroso”  (The Heart is Deceitful Above All Things), del año 2006 que todavía no he visto pero que todo apunta a que no es una comedia, ¿que porqué hablar de una pelicula que no se ni de qué va?, pues bien sencillo, solo por una imagen que llamó mi atención sobre la cinta, una de las más bellas imagenes que he visto en tiempos.

PD. Desearía ser normal, no preguntarme el porqué de mis decisiones, hacer lo que hacen todos simplemente porque se lo ordenan, no transgredir las normas sociales y no sentirme sucio si lo hago; desearía aceptar mi rol en esta vida sin buscar nada más alla, porque en el fondo se que no hay más, desearía que asi fuera, ¡pero no puedo!.

Mi vida y las mujeres

Que adoro a las mujeres es algo que es obvio… me gusta su figura, su forma de reir, su tono de voz, sus largas piernas y su suave piel, me gustan tanto que desde muy temprana edad ha vivido en mi esa dualidad que consiste en querer imitarlas y querer ser su amante y conquistador. Y la verdad es que ese ha sido uno de mis grandes quebraderos de cabeza y la causa de muchas noches de lloros y amarguras por no verme correspondido.

Siempre sospeche que debía haber algo por lo cual yo, de alguna extraña manera, no resultaba atractivo (en el sentido más amplio del termino) al otro sexo; esto,  dicho aqui y ahora aunque no tan terrible como en mi época de adolescente sigue siendo un problema para mi ya que a ese “poco atractivo” que levanto en ellas he de unirle mi falta de talento a la hora de tratar con ellas… y no es que no sea gracioso, inteligente o hablador sino que noto que hay algo que falta, algo que no hace que consiga lo que otros, siendo desde mi punto de vista tipos con poca gracia, toscos y hasta tontos para mujeres que a veces les dan mil vueltas, consigan llevarserlas “de calle” y ellas vayan tras ellos perdiendo babas (por no decir bragas).

Esto, que supongo que todos hemos vivido alguna vez (quien no conoce al tipico tio inculto, soso, mal aseado y poco hablador al que una noche te cruzas por la calle de tu ciudad con un bellezón super inteligente de la mano al que tu creias gustarle y al verlos te dices … ¿pero cómo? ¡con este!.  Pili, ¿por que demonios saliste con ese berzas?, ¡crei que nuestra conversación de aquella tarde significó algo!… perdón, pero es que todavía le estoy dando vueltas, ¡y eso que ya han pasado sus años! ;P); esto, como iba diciendo, que me olía desde hace bastante tiene su base científica:

Artículo aqui

En ese artículo viene a decir que la mujer cuando está ovulando (yo creo que también cuando no lo está) prefiere a los hombres “hombres”, es decir, con las caracteristicas físicas que atribuimos a los hombres (peludo, guarro, con barba de tres dias y voz de Sabina… vamos el típico que se las folla y luego las deja tiradas para que luego vengas tu, las consueles y, una vez consoladas, regresen otra vez a sus brazos y se las vuelva a follar) …Si es que, ¡hay que joderse!, ¿como coño no se darán cuenta?… Pues, según los científicos por nuestra naturaleza humana, que es muy sabia (y cabrona con los nuestros); menos mal que siempre hay mujeres inteligentes que consiguen sobreponerse a las hormonas y ven más allá de los instintos y valoran lo que de verdad importa… yo al menos tengo la esperanza de toparme con una de ellas, de momento, como con las tapas de los yogures, sigo buscando.

Mudando visión

Es extraño pero hoy me he dado cuenta de algo en lo que no había prestado atención, no se si por la dejadez en la que estoy inmerso o por propia incapacidad, pero el asunto es que no me había fijado en que en estos años mi forma de ver, y sobre todo de verme, ha cambiado.

No se si volverá a ocurrir, quien sabe, esto es una vía de dos direcciones, pero en el momento en que escribo estas líneas veo las cosas más claramente, o lo que es lo mismo, más simples, centrándome solo en la verdad que de ellas emana más que en ideas preconcebidas, en gran medida supongo que será por la molestia que me tomo en que así sea. Ojalá todos hiciésemos lo mismo, no ya solo en el tema que este diario trata sino en todas las facetas de nuestra vida, con nuestros amigos, vecinos, el churrero o el tonto del pueblo, consiguiendo sacar a la gente de sus cajas, intentando entender su actuar y, sobre todo, no hiriéndonos sin sentido ni porqué…. nunca entenderé a la gente que practica el mal por el mal ni que placer morboso obtiene de ello aunque si esta gente existe supongo que será porque ellos también tienen su porqué. 

El asunto es que en estos días he estado revisando y subiendo fotos a mi cuenta de flickr (con algún susto que espero que se resuelva pronto) y no se si conoces esa sensación, supongo que la habrás experimentado alguna vez, de notar como, de mucho hacer o repetir una acción, las cosas se vuelven borrosas y pierden el sentido (como cuando repites mucho una misma palabra y al final esa palabra pierde el significado del objeto o la idea que nombra convirtiéndose simplemente en sonidos)… Pues bien, algo así me a pasado con las fotos y, al final, he dejado de ver lo que creía que estaba viendo, lo que siempre había visto, lo que estaba programado o educado para ver y he terminado viendo lo que es.

Se que sonará narcisista y algo engreído por mi parte pero no me considero feo ni malformado (al menos como yo me veo y creo tener buen criterio, tal vez a la vista de otros parezca normal, feo o hasta repulsivo, pero a mis ojos me encuentro bastante bien) y, aunque mi cuerpo no responde al canon de belleza masculino de hombre rudo, fuerte y con pelo en el pecho, desde el punto de vista de la belleza femenina si tengo algunos puntos en común con esta, y eso, unido a mi afición por el travestismo, hace de mi (y de muchos en mi situación) algo anómalo a caballo entre dos mundos al menos en el terreno estético en esos precisos (y precioso) “momentos de cambio”. Esto ha hecho que siempre que me miraba en el espejo en mi papel de “ella” siempre llegaba un momento en el que terminaba viéndome como una aberración, algo que no debería ser… echémosle la culpa a la sociedad y sigamos ;). Pero mi visión a cambiado, y me he dado cuenta hoy (increíble pero cierto)… mirando mis fotos y fotos de otros bellos cd’s he visto que no miraba con los mismos ojos, ya no veía a hombres vestidos de mujer (que sí, que los son, pero no me refiero a eso) veía a hombres bellos, muy guapos, con excelentes figuras, con piernas y cinturas torneadas, de movimientos gráciles y de bellas facciones que estaban ahí, ante mi, sin ser lo que se supone que tienen que ser (algo raro) para convertirse en algo bello “per se”. Y este descubrimiento me ha hecho alegrarme.

Supongo que todo eso de ver “estas cosas” como aberraciones viene por lo de la diferenciación de roles y el sostenimiento de la sociedad, donde cada cosa tiene que estar en su sitio para funcionar porque sino la gente, como conjunto, no sabe donde colocar cada cosa y eso les perturba y la sociedad como tal “estaría en peligro de descomponerse”; menos mal que poco a poco la gente va, vamos, mudando nuestra visión. Las cosas están cambiando.

 

Recuerdos de niñez

Me han venido multitud de recuerdos; eran tiempos más simples en los que disfrutaba con cada pequeña cosa, los juegos, los amigos, las tardes de cine o de televisión en casa, compartir tu vida sin miedo a nada; pero, aunque yo fui muy feliz de niño y nunca tuve miedo a decir lo que pensaba o creía siempre supe que había algo de mi personalidad que no podía permitir que se supiera, no se, era algo que, sabiendo que no estaba mal (nunca vi el por qué el que me gustase ponerme prendas de mi madre o pintarme la cara con su maquillaje tenía que ser malo) siempre mantuve oculto, intuía ya desde el comienzo que no iba a ser entendido y que de saberse me iban a etiquetar y poner en la balda con el resto de las “especias”. Así que, cuando tenía oportunidad, que no eran muchas ya que un niño no dispone de mucha intimidad en una casa, me reservaba tiempo para mi y para ese “otro yo” que en aquel tiempo pensaba que algún día se cansaría de estar a mi lado y terminaría haciendo las maletas y se iría, que equivocado estaba; ese tiempo consistía en aprovechar momentos en los que, raramente, me quedaba solo en casa, esos eran los mejores ya que podía abrir libremente el armario de mi madre y echar una ojeada a lo que allí encontraba. Era raro el día en el que me ponía algo de aqui ya que siempre temí que a su vuelta se diese cuenta (es hoy el día que me pregunto si lo llegó a intuir) pero alguna vez no pude mas y llegué a probarme sus medias de seda para liguero de las que nunca encontré el liguero, o sus bragas y faldas, era maravilloso; aunque, como decía, esto no era lo normal, lo normal era que cogiese ropa del cesto para lavar… si, ya se que no es muy higiénico, pero el miedo a ser descubierto era mayor a toda higiene posible y era mucho mas fácil pasar desapercibido si tocaba ropa ya “toqueteada”.

Esos momentos de intimidad eran los mejores, yo solo en casa conmigo misma, aunque como decía esos instantes eran los menos y la mayoría de las ocasiones me tenía que conformar con los días de baño en los que podía usar el “tiempo de encierro” para pintarme la cara y recrearme con la imagen que me devolvía el espejo, además, lo mejor de esto era que, después del baño no se notaba la pintura que me había dado aunque, la mayoría de las veces siempre que terminaba con el ritual sentía como que de alguna manera, iban a notarmelo… si lo hicieron nunca dijeron nada, y si fue así yo se lo agradezco.

Y todo esto a que viene te preguntarás, pues bien, he visto un video que me ha traido a la memoria parte de estos recuerdos:

Yo nunca tuve una experiencia como esta y, visto desde esta parte de mi futuro, no me habría importado tenerla, pero cada uno es cada uno y sus circunstancias, y yo nunca pude compartir momentos así, como tampoco tengo imagenes o videos de aquella epoca (eran otros tiempos, antes de la digitalización del planeta que tan fácil hace ahora cosas que los que no los tuvimos hechamos en falta) y ya solo quedan en mi memoria recuerdos borrosos de aquellos días que son más sensaciones o emociones que imagenes en si mismas, una verdadera lastima no tener ni una sola foto de aquellos instantes. Por lo que aqui dejo mi consejo, si algún joven lee esas letras que aproveche el momento, que no deje que la sociedad le culpe, y que guarde todos los recuerdos que pueda, de la manera que pueda (todavía maldigo el día que quemé unos pantalones cortos que hice “desaparecer” a mi madre por miedo a que los encontraran en mi habitación) que esos tiempos son muy bonitos y no vuelven y cuando cumplan unos años mas, no muchos, se maldeciran, como hago yo ahora, por no mantener lo mas nitidos posibles todos esos momentos y recuerdos.



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.